Soñar, pensar y planificar un proyecto progresista para la Provincia de Santa Fe, debe ser acompañado de un re diseño institucional que generen las condiciones necesarias de desarrollo, integración, convivencia y mejora en la calidad democrática del estado. Se ha dicho que las constituciones pueden asemejarse a una de máquina del tiempo que hace que determinadas reglas fijadas por una generación sean respetadas por otras. Constituyen la cristalización normativa de determinados principios y valores vigentes y perseguidos por una determinada generación, que influyen, generalmente y salvo interrupciones en la vida democrática, en todos los aspectos de la vida de los habitantes. Una reforma de la Constitución debería significar un nuevo pacto de confraternidad, que nos permita renovar nuestro compromiso ciudadano e institucional.

Archivo adjunto