Descripción

Diseñamos un Plan Ambiental en Rosario que aborde la problemática ambiental como política de Estado a nivel local y metropolitano, a partir de la experiencia desarrollada en numerosas intervenciones orientadas a prevenir, mitigar o remediar el deterioro ambiental de la ciudad.

¿De qué se trata?

A través de diferentes ejes de actuación y sustentado en un proceso participativo entre equipos técnicos del municipio, funcionarios provinciales, académicos, ONGs ambientalistas, cámaras y colegios profesionales, así como muchos otros actores de la ciudad vinculados a la temática, se acordaron para avanzar hacia un desarrollo sustentable.

El Plan Ambiental Rosario impulsa proyectos estratégicos para los próximos años que aseguren la preservación de los recursos y la calidad de vida para las personas, en una ciudad que conserve su escala humana.

¿Cómo lo haremos?

El plan está estructurada en 6 ejes:

  • Residuos sólidos urbanos: Mejorar la higiene urbana como contribución a un ambiente saludable. Reducir la cantidad de residuos sólidos urbanos enviados a disposición final. Mejorar la eficiencia del sistema de transferencia, transporte y disposición final de residuos; promover la conciencia y participación ciudadana a través del involucramiento en la gestión de residuos, e impulsar la transformación del sector informal en la gestión de residuos hacia actividades formales.
  • Gestión ambiental en las actividades productivas y Producción + Limpia: Promover el desarrollo sustentable de la actividad productiva en la ciudad; e implementar procedimientos y mecanismos de gestión que procuren prevenir y mitigar los efectos nocivos o peligrosos que las actividades productivas generen sobre el ambiente.
  • Cambio climático y energía: Profundizar acciones y políticas integrales que permitan enfrentar el cambio climático. Incrementar el uso de energías limpias en la ciudad, y lograr un uso eficiente de los recursos energéticos; y desarrollar políticas locales de resiliencia para la reducción en los riesgos y de la vulnerabilidad de la población.
  • Calidad de aire y ruido: Contribuir a reducir y controlar la contaminación sonora y a la atmósfera en la ciudad con el fin de proteger la salud de la población y los ecosistemas. Fortalecer las capacidades de la gestión ambiental local; y adoptar medidas preventivas para el desarrollo sustentable de la ciudad.
  • Cursos de agua y biodiversidad: Contribuir a preservar los recursos naturales, recuperar, mejorar, rehabilitar y sanear los bordes de los arroyos Ludueña y Saladillo. Controlar la contaminación de las aguas y el vertido de residuos de todo tipo, protegiendo la flora y la fauna, promover el uso racional del agua e impulsar la preservación de la biodiversidad y el ecosistema.
  • Ciudadanía ambiental: Contribuir a la formación de una ciudadanía ambiental responsable, incrementar el conocimiento sobre el ambiente y movilizar la acción de actores públicos y privados; y generar iniciativas de aprendizaje que impulsen el cuidado ambiental.