La propuesta impulsa la transformación de las vecinales actuales en órganos descentralizados de los gobiernos locales, con transferencia de fondos y facultades sobre su territorio, articulando las distintas instituciones u organizaciones civiles que hoy trabajan separadamente en él en un CONSEJO DE DESARROLLO BARRIAL. El objetivo principal es darle orgánicamente voz y voto a la sociedad civil en las decisiones municipales o comunales que afectan a su barrio, evitando reclamos posteriores y valorizando recursos latentes.

Archivo adjunto